El otro d├şa, un comentario en la radio hizo tambalearse las bases de todoconciencia. Un investigador cient├şfico dijo textualmente ÔÇťlos cient├şficos no tenemos que plantearnos c├│mo ser├í el futuro, tenemos que dise├▒ar c├│mo queremos que seaÔÇŁ.

┬┐Hasta d├│nde es eso posible? Para m├ş la genialidad hab├şa estado presente en personajes como Arthur C. Clarke, tipos visionarios capaces de vaticinar las tendencias del futuro.

https://www.youtube.com/watch?v=wC3E2qTCIY8

Mi meta, era llegar a hacer una previsi├│n medianamente acertada, al menos a soltar un n├║mero enorme de predicciones y acertar al menos parcialmente en alguna ÔÇôcomo hiciera el c├ęlebre Nostradamus-.

Cambiar el poder predictivo por el ejecutivo sobre nuestro futuro es una tarea inabordable para un individuo, pero no imposible para una comunidad.