Matt Ridley opina que s√≠. Este cient√≠fico de Reino Unido presenta en ‚ÄúEl optimista racional‚ÄĚ su punto de vista sobre la evoluci√≥n de la humanidad. Analizando los cambios ocurridos desde que √©ramos unos cazadores recolectores hasta la sociedad actual invita a vislumbrar un futuro excelente para los seres humanos.

¬ŅEs el catastrofismo una novedad del siglo XXI o toda nuestra historia ha estado marcada por los vaticinios delos agoreros? Seg√ļn Ridley, el pesimismo ha sido una enfermedad cr√≥nica desde tiempos pasados, de esta forma el escepticismo sobre los cambios y el miedo a lo desconocido se han apoderado de los habitantes de las distintas √©pocas. Por ejemplo, en la revoluci√≥n industrial se tem√≠a el desarrollo de las f√°bricas y la transici√≥n desde la vida rural a la urbana, lo que lleva al autor a cuestionarse si la vida en el campo, con una agricultura de autosuficiencia, era realmente tan id√≠lica y se corresponde con la imagen que tenemos actualmente de la misma.

El motor de toda evolución humana, en palabras del autor, ha sido la capacidad de intercambio, mientras que el lastre fueron las épocas en las que era necesaria una agricultura de subsistencia. Cíclicamente, épocas gloriosas como el imperio romano degeneraron al aparecer una clase dominante cada vez más numerosa que solamente se aprovechaba de los impuestos recaudados sobre el trabajo de otros. La capacidad de especializarse e intercambiar bienes y servicios, que repercute positivamente sobre la humanidad, se ve frenada por grupos que reciben beneficios sin dar nada a cambio. También suponen un retroceso las etapas donde la población alcanza un límite en el cual los alimentos escasean. Este segundo factor, tiene como consecuencia una involución hacia lo rural, en una agricultura que convierte a las familias en sistemas autárquicos, suprime la especialización y el intercambio.

Desde los or√≠genes, el libro llega a √©pocas actuales donde tal y como dice el t√≠tulo razona una postura optimista. Siguiendo la trayectoria de la humanidad, parece evidente que algo hemos mejorado, esperanza de vida, opciones de ocio, disminuci√≥n de la violencia en la sociedad, confort etc. ¬ŅPor qu√© entonces algunos se empe√Īan en afirmar que esta tendencia no va a proseguir? Grandes desaf√≠os como el cambio clim√°tico se presentan como posibles finales infelices para la historia de nuestra especie. En lo concerniente al gran reto del cambio clim√°tico, Ridley se muestra esc√©ptico sobre medidas como los combustibles biol√≥gicos, pues requieren el uso de una gran superficie de cultivo. Defiende el uso de la energ√≠a nuclear como √ļnica alternativa viable y cada vez m√°s segura a los combustibles f√≥siles.

El optimista racional muestra una visi√≥n del futuro diferente al catastrofismo de otros divulgadores cient√≠ficos como Lovelock. Su an√°lisis hist√≥rico recuerda un poco a ‚ÄúPor qu√© fracasan los pa√≠ses‚ÄĚ pero con una mayor profundidad en la explicaci√≥n de las √©pocas de recesi√≥n donde la humanidad parece saltar hacia atr√°s, como en la baja edad media. Puede que no llegue a convencer a los lectores, pero si les invitar√° a reflexionar y a ser algo m√°s optimistas. Si hemos subido hasta aqu√≠, ¬Ņpor qu√© no seguir escalando en lugar de caer hacia el abismo?