Al pequeño habitante de la casa siempre le gustaba levantarse pronto y curiosear por la red, la tranquilidad de las primeras horas de la mañana le permitía concentrarse en descubrir cosas nuevas. Todo estaba en silencio hasta que de repente, la puerta es abrió.

-¿Puedo ayudarte?- preguntó la figura en la puerta.

-No, solamente estaba mirando estos jpeg antiguos, no entiendo qué son esas cosas que tiene la gente sobre esa… ¿mesa de trabajo?- se cuestionó el joven.

-No es una mesa de trabajo hijo, eso era un comedor.

-¿Comedor? –pregunto el joven.

-Sí, una vieja costumbre.

-Ah, ¿y por qué alguna gente se ve rara?, ¿qué es lo que hay en la mesa?

-Son los alimentos del pasado siglo. Antes de las cápsulas la dieta se basaba en comer animales y plantas.

-¿Cómo en las experiencias intake? – inquirió el joven.

-¿Cómo un chico de 11 años puede saber lo que es una experiencia intake?

-Pues, un compañero de la red social compartió un artículo, dicen que es como morder un trozo de animal quemado al fuego. ¿Tienen que matar primero a un animal o le cortan un trozo?

-No hijo, en esas recreaciones no se usan animales de verdad, sólo tejido celular copiado. De todas formas resulta una excentricidad bastante asquerosa.

– Pero antes, ¿comían animales muertos?

-Antes de que se instaurase la dieta total, incluso antes de que se pudieran clonar tejidos, había compañías dedicadas a criar animales, estos no eran mascotas sino que se sacrificaban como fuente de nutrientes. También se cultivaban plantas, pero no para obtener extractos, la gente se las comía directamente. Había una sensación que se llama hambre y necesitaba morder cosas para eliminarla, era como…

-¿Cómo cuando tienes ganas de hacer pis?-interrumpió el joven.

-Efectivamente, el problema era que si tu ingesta de comida era excesiva tu cuerpo cambiaba y podías incluso llegar a estar enfermo. La gente tenía diferentes formas en función de la cantidad de alimentos que consumiera.

-Y ¿qué pasaba si no encontrabas animales para comer?

-Alguna gente no podía saciar su hambre, se ponían enfermos y su cuerpo encogía, otro problema era que algunos no podían controlar su hambre e ingerían demasiados alimentos lo que llevaba también a que cayeran enfermos y a disminuir su tiempo de vida. Por suerte, cuando llegó la dieta total todo cambió, desaparecieron el hambre y las disformidades corporales.

-No me gustaría vivir en esa época.-afirmó el joven desde un punto de vista un tanto desconocedor.

– Existen nostálgicos de aquellos tiempos que afirman que había cosas mejores que ahora.