El descubrimiento del plástico supuso una revolución pues ha permitido crear una gran variedad de utensilios y abaratar el coste de muchos otros. Esto sin duda ha mejorado las vidas de la gente al disponer de estas herramientas para el uso doméstico. Sin embargo, paralelamente a estos beneficios ha surgido un problema, el plástico es un material difícil de degradar y sus deshechos han derivado en una crisis para el medio ambiente. La situación ha llegado a tal punto que existen en el océano islas de residuos plásticos.

1

Un problema de escala mundial como esté es un atractivo para que los científicos busquen una solución. Hasta el momento existen diferentes métodos para degradar plásticos, el problema es que la mayoría de ellos requieren tiempo y el uso de reactivos que ocasionan otros problemas secundarios.

A continuación presento una historia reciente, un hallazgo debido a la serendipia que ha abierto un nuevo camino:

Federica Bertocchini, como apicultora ten√≠a un problema pues una especie de gusanos (Galleria mellonella) invad√≠a sus panales para comerse la miel. Un buen d√≠a recogi√≥ un grupo de estos artr√≥podos y los meti√≥ en una bolsa de pl√°stico. Para su sorpresa hubo una fuga, el polietilieno que serv√≠a de prisi√≥n hab√≠a sido perforado, Federica no encontr√≥ una explicaci√≥n que no fuera culpar a estos peque√Īos reclusos. La casualidad, o la serendipia, hizo que este hecho sorprendente pasara delante de la mente adecuada para entenderlo, Federica es investigadora del CSIC y hab√≠a descubierto gusanos capaces de r√°pidamente degradar el pl√°stico. ¬ŅC√≥mo?, despu√©s de una rigurosa investigaci√≥n cient√≠fica¬†el equipo del CSIC ha encontrado que no es la forma de alimentarse del gusano, sino una reacci√≥n bioqu√≠mica que podr√≠a ser causada por enzimas presentes en el gusano o en las bacterias que viven en su interior.

A pesar de la belleza de esta historia, muy apetitosa para la prensa, estas noticias no deben despistarnos. Sin duda se trata de un hallazgo prometedor, pero estamos ante una investigaci√≥n b√°sica lejos por el momento de la ciencia aplicada y de la soluci√≥n definitiva al problema. Romper el polietileno de forma r√°pida, limpia y econ√≥micamente viable es complicado. Esta investigaci√≥n resalta el potencial de las enzimas. A pesar de que estas mol√©culas son muy delicadas y solo act√ļan en unas condiciones muy espec√≠ficas, como las que se dan dentro de los seres vivos, son capaces hacer parecer sencillas ciertas reacciones ‚Äúin vivo‚ÄĚ que en un laboratorio ‚Äúin vitro‚ÄĚ lleva meses reproducir. La bioqu√≠mica enzim√°tica podr√≠a ganar la partida en este caso a los reactivos qu√≠micos convencionales.