AVISO IMPORTANTE: Esta entrada contiene algunos errores e imprecisiones que han sido revisadas, click aquí para más información. 

Hace 30 a√Īos del terrible accidente que fren√≥ en seco la progresi√≥n de la energ√≠a nuclear. Como siempre que ocurre un acontecimiento de tal magnitud, hay numerosos interrogantes y cuestiones sin resolver que a√ļn a d√≠a de hoy dan pie a la existencia de diferentes teor√≠as.

Parece bastante inverosímil  que unas fuerzas oscuras provocaran tal catástrofe, otra cuestión es que la catástrofe pueda haber sido utilizada para defender determinados intereses. Los errores de gestión del accidente por parte de las autoridades soviéticas se utilizaron para desestabilizar la URSS. El accidente también hizo que la humanidad se replanteara la fisión nuclear como fuente de energía, esta cuestión sirve para dar pie a la primera de estas teorías.

3b

Los da√Īos se exageraron. Los defensores de esta teor√≠a afirman que los da√Īos no fueron tan graves como se mostr√≥ al mundo. Hubo intoxicados por radiaci√≥n ‚Äďlas personas m√°s expuestas durante los primeros momentos- pero las cifras de muertos y la evacuaci√≥n fuero intencionadamente abultadas. ¬ŅPor qu√©? Quienes apoyan esta teor√≠a indican que la principal causa de este enga√Īo fue el inter√©s del bloque occidental de hacer quedar mal a la URSS y tambi√©n la presi√≥n de los grupos de presi√≥n de las empresas dedicadas a los combustibles f√≥siles, qui√©nes no ten√≠an el m√°s m√≠nimo inter√©s en que la energ√≠a nuclear substituyera a las centrales de carb√≥n y las fuentes de energ√≠a de los derivados del crudo. A. Lovelock, un defensor ac√©rrimo de la energ√≠a nuclear, apoya en parte esta teor√≠a al afirmar que los peligros de la nuclear en un accidente no son mayores que los de un embalse de grandes dimensiones, como la presa de las tres gargantas, en China.

Hay animales mutantes monstruosos campando por la zona. Seg√ļn afirman algunos, supuestamente la radiaci√≥n no le afecta a los animales, por ello en Chernobyl existen comunidades grandes de distintas especies. La realidad posiblemente no es que la radiaci√≥n no afecte a los animales, lo que ocurre es que la radiaci√≥n mata menos animales que el hombre.¬† Pero esta teor√≠a no solo habla de la presencia de animales, sino de criaturas con mutaciones, incluso algunos conpiranoicos de la red indican que el ‚Äúchupacabras‚ÄĚ est√° en estas tierras.

2s

El accidente se debi√≥ a que la URSS estaba haciendo experimentos militares. Parece que est√° claro que el accidente ocurri√≥ durante una parada en la que se estaban haciendo pruebas en la planta. La versi√≥n oficial afirma que el objetivo de estas pruebas era optimizar y testar el funcionamiento de la planta. Los defensores de esta teor√≠a se basan en que las centrales nucleares permiten experimentar con materia radiactiva no solo para uso civil ‚Äďde ah√≠ que en ciertos pa√≠ses como Ir√°n el programa nuclear est√© muy controlado-.

El accidente fue un sabotaje por parte de un espía del bloque occidental. Si esto fue así nunca se sabrá, no obstante esta teoría parece un argumento de película. Sus defensores aprovechan el argumento del interés del bloque capitalista en debilitar al bloque comunista.

Además de estas existen cantidad de teorías disparatadas que hablan sobre extraterrestres, meteoritos, nazis… Estas teorías suelen indicar que Chernobyl solo fue una excusa para encubrir un hecho más inquietante ocurrido en aquella región.

Analizando estas teor√≠as puede encontrarse ciertos argumentos verdaderos, aunque interesadamente utilizados en su defensa. Los argumentos m√°s serios giran en torno a que el accidente se utiliz√≥ para defender ciertas posiciones. As√≠ es cierto que este accidente desestabiliz√≥ al bloque comunista y que esto fue aprovechado por la propaganda del bloque occidental. En cambio el argumento de que hab√≠a intereses en abolir el uso de la energ√≠a nuclear no es tan s√≥lido. Este se basa en que la energ√≠a nuclear podr√≠a sustituir a los combustibles f√≥siles lo que ser√≠a algo muy poco interesante para las grandes petrol√≠feras. En parte esto es cierto, pero la energ√≠a nuclear no es una amenaza para estos poderes, lo √ļnico que tendr√≠an que hacer es invertir en centrales nucleares. La verdadera amenaza a estos poderes son las energ√≠as ‚Äúpopulares‚ÄĚ. ¬ŅQu√© es una energ√≠a ‚Äúpopular‚ÄĚ? No todos podemos tener en nuestra casa un pozo de petr√≥leo, una refiner√≠a ni una central nuclear, en cambio s√≠ podemos instalar paneles solares o un molino e√≥lico, est√°s son las que yo llamo energ√≠as populares. Para disponer de una red de centrales nucleares es necesario que una gran compa√Ī√≠a invierta capitales, adem√°s el acceso a estos combustibles est√° monopolizado por ciertos pa√≠ses. Esto hace que cambiar la energ√≠a de los combustibles f√≥siles por energ√≠a nuclear no sea un cambio muy grave para el statu quo de los capitales, los hogares y empresas seguir√≠an dependiendo del suministro el√©ctrico de las grandes compa√Ī√≠as, lo cual no ocurrir√≠a al plantear alternativas renovables.