La alquimia siempre busc√≥ la piedra filosofal ‚Äďy no me refiero a la de Harry Potter-, sino a una sustancia capaz de transformar cualquier metal en oro. Otra propiedad que se le atribu√≠a era la capacidad de conferir la vida eterna a aquel que supiera como manejarla.

Carl_Spitzweg_015

Desde un punto de vista actual estas leyendas parecen la ciencia-ficci√≥n de la √©poca. Sin embargo una peque√Īa porci√≥n de estas historias se est√° haciendo realidad en los √ļltimos a√Īos. No me refiero a la tarea de convertir metales en oro, rentabilizar esa tarea de momento es imposible, si bien es cierto que en las estrellas ocurren reacciones nucleares en los que los elementos cambian gracias a que colisionan en estados de alt√≠sima energ√≠a.

En el siglo XXI no se sabe nada de la piedra filosofal pero si se sabe algo de los catalizadores, unas sustancias capaces de convertir a otras. Los catalizadores son compuestos qu√≠micos que por hacer una definici√≥n un tanto exagerada son capaces de transformar el agua en vino. Quiz√°s de momento no lleguen a tanto pero por ejemplo todos los coches tienen un catalizador. Este catalizador es capaz de convertir el t√≥xico m√≥noxido de nitr√≥geno en una mezcla de ox√≠geno y nitr√≥geno ‚Äďcomo la que hay en nuestra atm√≥sfera, algo m√°s complicado que transformar el agua en zumo de uva con alcohol-. La capacidad de las sustancias catal√≠ticas consigue realizar reacciones qu√≠micas que nunca se producir√≠an en ausencia del catalizador, tambi√©n permite abaratar costes disminuyendo la cantidad de energ√≠a necesaria o el tiempo de una reacci√≥n. La importancia de este campo puede apreciarse en la cantidad de galardonados con el premio Nobel de Qu√≠mica ¬†por contribuciones a la cat√°lisis. Los catalizadores han permitido descubrir nuevos f√°rmacos, materiales y al abaratar los costes han popularizado bienes que aumentan la calidad de vida de toda la humanidad.

Un catalizador, por lo general es una sustancia que en peque√Īas cantidades consigue un gran efecto y que adem√°s es reutilizable. En t√©rminos moleculares, un catalizador es una mol√©cula capaz de unir ‚Äďo separar- otras para formar un nuevo compuesto, pero al final de la reacci√≥n el catalizador retorna a su estado inicial y por ello es reutilizable. La cantidad de catalizador es m√≠nima y reutilizable, por ello a pesar de que la mayor√≠a de los catalizadores est√°n formados por compuestos qu√≠micos que contienen metales poco abundantes y de elevado coste econ√≥mico, esta inversi√≥n no es un problema. Actualmente los mejores catalizadores tienen metales como paladio, platino, rodio u oro por ejemplo. Pero la investigaci√≥n no se detiene, las perspectivas actuales pretenden utilizar para las mismas reacciones metales tan baratos como el hierro e incluso se est√° trabajando en utilizar sustancias no met√°licas como el silicio que puede obtenerse de la arena.

Johan Cruyff dec√≠a que ‚Äújugar un f√ļtbol sencillo es la cosa m√°s complicada que hay‚ÄĚ. Esta filosof√≠a puede aplicarse tambi√©n a la cat√°lisis donde el proceso m√°s sencillo suele ser el m√°s complicado de conseguir. Como ejemplo est√° el cuerpo humano, repleto de procesos de cat√°lisis en los que los catalizadores se componen tan solo de unos cuantos elementos sencillos ‚Äďque dan lugar a mol√©culas muy complicadas-. Estos catalizadores del cuerpo humano se llaman tambi√©n enzimas y llevan a cabo reacciones a 37 grados ‚Äďla temperatura del cuerpo- y en medio acuoso, y son capaces de realizar reacciones qu√≠micas in vivo que no han podido ser reproducidas en ning√ļn laboratorio del mundo. Pese a ello en este sentido se est√° trabajando para imitar los procesos naturales fuera del cuerpo humano y as√≠ conseguir hacer una qu√≠mica m√°s verde.

Quiz√°s nunca encontremos la piedra filosofal, pero los catalizadores son un paso m√°s en la b√ļsqueda de este objeto legendario.